El DHA, un nutrimento esencial para tu embarazo


Cuida de ti y de tu bebé con el DHA

El embarazo es una de las etapas más bellas, pero también una de las más importantes para la mujer, en ella se viven múltiples cambios a los que se debe poner especial atención para cuidar la salud del bebé e incluso la de la madre.

La nutrición en el embarazo es parte fundamental, hay que saber cómo y qué comer para obtener nutrientes esenciales. Elige bien, preferir alimentos saludables a diario ayudará a darle al bebé lo que necesita para desarrollarse, así como a la madre para que juntos ganen la cantidad adecuada de peso. También ayudará al bebé lo largo de su vida, permitiéndole un mejor desarrollo.

Las necesidades de DHA en el embarazo se incrementan debido a las demandas adicionales del feto y de la placenta. El DHA facilita un buen desarrollo de la gestación mediante un efecto protector sobre la placenta, disminuye el riesgo de preeclampsia, favorece la consecución de un embarazo a término y da un peso correcto al recién nacido.

DHA durante el embarazo

Durante el embarazo o el periodo de lactancia, es muy importante consumir suficiente calcio y ácido fólico. Sin embargo, también es necesario consumir DHA (ácido docosahexaenoico), el cual es un ácido graso omega-3 fundamental para el desarrollo del bebé que funge como un bloque de construcción primario para el cerebro y los ojos y sostiene la salud cerebral, ocular y cardiovascular a lo largo de la vida.

Existe un cuerpo extenso y creciente de evidencia científica que demuestra que las personas de todas las edades, desde infantes hasta adultos mayores, se benefician con el suministro adecuado de omega-3 DHA en sus dietas.

Este ácido graso es importante en la madre embarazada, pues transfiere al feto parte de sus reservas de DHA para la maduración y desarrollo de órganos, sistema nervioso y función visual. Este proceso se inicia en el momento de la concepción y sigue hasta los dos años durante la lactancia.

Es de suma importancia tener cuidados durante el embarazo con respecto a algunos nutrientes esenciales, en particular el DHA, que es un ácido graso importante en esta etapa, generalmente las reservas que la madre tiene de este nutrimento van disminuyendo progresivamente y puede dar lugar a un suministro inadecuado de este ácido graso al bebé.

El DHA es importante desde el principio del tercer trimestre del embarazo hasta los 18 meses de edad, ya que es cuando la necesidad de DHA va aumentando debido a la formación del cerebro y a la neurogénesis (producción de neuronas).

Durante la lactancia y especialmente los primeros meses, la leche materna es la única fuente de energía para el lactante y, por lo tanto, la única forma en la que pueden obtener este nutrimento, es así como la madre transmite este valioso nutrimento al bebé ayudándolo a su formación cerebral. Se ha comprobado también, que mujeres embarazadas con un consumo adecuado de DHA, tuvieron bebés con más peso al nacer y se redujo el riesgo de un parto prematuro.

Por eso, entre los cuidados del embarazo, se recomienda una ingestión diaria de DHA de 300 mg/día para mujeres en periodo de gestación y lactancia, según el Instituto de Medicina de Estados Unidos (IOM).

Lleva una correcta alimentación durante el embarazo

Recordemos que el DHA se encuentra naturalmente en la leche materna y promueve el desarrollo normal del cerebro y la vista, lo cual ayuda al bebé a alcanzar metas de desarrollo como sonreír, gatear, caminar y tomar objetos.

Por si fuera poco, el DHA en el embarazo, disminuye la insulino-resistencia y la diabetes gestacional, así como el riesgo de depresión post parto.

Es importante la inclusión de DHA en la alimentación de la madre, se recomienda el consumo de pescados de aguas frías como salmón, atún, anchoas, sardinas, truchas, bacalao y alimentos adicionados con DHA.

Aunque el consumo de pescado es una excelente fuente de DHA y EPA, puede contener contaminación de mercurio y, por lo tanto, debe limitarse a 2, 6 onzas, porciones de mariscos con bajo contenido de mercurio a la semana, como camarones, salmón, abadejo, bagre, vieiras y sardinas. Es por esto la importancia de incluir alimentos adicionados como Nutrioli DHA, un aceite vegetal puro de soya adicionado con DHA que se puede incluir en la alimentación de todos los días para complementar este aporte.

Cuidando de ti, cuidas de tu bebé

No hay duda, una vez que sabemos que un bebé viene en camino, se vuelve prioridad y queremos hacer todo lo posible para que crezca sano y feliz. Por ello no puedes dejar pasar estas recomendaciones y tomar los consejos que mejor te favorezcan.

Es importante consultar tu dieta con un profesional de la salud, de esta manera podrás aclarar todas las dudas que surjan sobre la ingesta de este nutrimento y cómo puedes incorporarlo en tu dieta.

Ahora ya lo sabes, cuidar tu alimentación en esta etapa es trascendental para que el bebé obtenga un desarrollo adecuado y una mejor salud a lo largo de su vida.

Cocinar con Nutrioli DHA, es una forma práctica y fácil de incluir el DHA en tu alimentación de todos los días.

Comments

comments


Te invitamos a leer estos consejos saludables

Conoce el plato del buen comer

Alimentación saludable

Conoce 3 recetas con Oli de Nutrioli Spray

Alimentación saludable

5 beneficios saludables del Aceite de Oliva

Alimentación saludable

¿Usas el aceite de forma correcta?

Consejos Saludables

Grasas buenas, esenciales Omega 3 y 6

Alimentación saludable

5 recetas ricas en Omega 3 para favorecer tu salud cardiovascular

Alimentación saludable