Conoce tu índice de masa corporal


La importancia de conocer tu IMC


 

Alguna vez te has preguntado ¿qué es el Índice de Masa Corporal (IMC)? Pues es aquel nos permite saber si nuestro peso se encuentra por debajo, por encima o en el nivel ideal. Con el IMC obtenemos números importantes, pero por sí solo no nos arroja la información suficiente para conocer si estamos atravesando por alguna complicación de salud. De lo que si estamos seguros es que estar en un peso saludable ayuda a reducir el riesgo de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular como hipertensión, diabetes o incluso una insuficiencia cardiaca. 

Distintos datos nos demuestran que los hábitos poco saludables como la mala alimentación o el no realizar actividades físicas han ocasionado que cerca del 70% de los mexicanos se encuentra en un estado de sobrepeso u obesidad; provocando muertes silenciosas en el 52% de la población en riesgo. Situación que ha puesto en alerta a muchas personas que buscan cambiar su estilo de vida por uno más beneficioso. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) una persona ya es considerada con sobrepeso si presenta un IMC de 25.0 y si los números continúan creciendo se comienza a segmentar en obesidad por tres diferentes grados. Entonces tenemos la conclusión de que, a mayor porcentaje de grasa corporal, más posibilidades de enfermarnos. Si balanceamos ese porcentaje de grasa nos encontraremos mucho más saludables. 

 

¿Cómo calcular índice de masa corporal?

 

Calcular nuestro IMC es sumamente fácil, pues para calcularlo únicamente necesitas una realizar esta sencilla fórmula: 

IMC= peso (kg) / estatura (mts)^2

Una vez obtenida la cifra debemos comprobar en qué rango de la clasificación de IMC nos encontramos: 

-Peso bajo: menor de 18.49 
-Rango normal: de 18.5 a 24.99 
-Sobrepeso: de 25.0 a 29.99 
-Obesidad: mayor o igual a 30 

Es importante remarcar que este indicador no debe utilizarse como un único medidor de salud o del estado físico de una persona, muchas personas con IMC de rango normal podrían no presentar un óptimo estado de salud. Estar saludable involucra constancia, perseverancia y autocuidado, nunca está de más el visitar a un profesional de la salud, quien será la persona que mejor podrá orientarte en esta búsqueda de tu peso adecuado. 

 

Algunas excepciones del IMC

 

Existen algunas excepciones en las cuales no aplica este cálculo debido a su edad, complexión o su condición: 

-Mujeres embarazadas: lo primero que se debe tomar en cuenta es cómo era su IMC antes del embarazo, ya que a partir de este y del peso del bebe es que puede cambiar el cálculo. Para esto es importarte y preferible consultar a tu ginecólogo, pues te ayudará con el control de peso antes, durante y después del embarazo de acuerdo a tu estado. 

-Niños: el desarrollo, peso y estilo de vida durante la niñez varía mucho, lo correcto sería tomar asesoría con un pediatra con quién podrás consultar acerca del peso apropiado de acuerdo a la edad de tu hijo. Además, que el IMC es distinto en niñas y niños. 

-Adultos mayores: en esta etapa se recomienda tener un índice entre 25 y 27 en lugar de un índice inferior a 25, ya que esto puede ayudar al cuidado de sus huesos y protegerlos contra la osteoporosis. 

-Físico culturistas: lo que más trabajan estas personas son sus músculos, los cuales pesan más que la grasa. Por esta simple razón pueden presentar un Índice de masa corporal alto, sin que esto sea perjudicial para la salud o se considere sobrepeso. 

 

Algunas recomendaciones extra

 

-Hidratación: bebe al menos dos litros de agua al día, lo que equivale a ocho vasos de agua, esta es la cantidad óptima para metabolizar mejor las calorías que ingerimos. El agua nos ayuda a eliminar toxinas, hace que tengamos una mejor digestión, y evita problemas como el estreñimiento. Además, se volverá una gran aliada para tener una piel hidratada y radiante. 

-Actividad constante: el ejercicio ayuda a perder peso, quemar calorías, así como a fortalecer nuestros huesos y músculos. La activación física también nos ayuda a reducir el riesgo de desarrollar diferentes enfermedades relacionadas con la sangre, el corazón y otros órganos vitales. También es la mejor opción para liberarnos del estrés y mejorar nuestra salud mental ya que ayuda al cerebro a oxigenarse mejor. 

-Alimentación balanceada: tener una dieta equilibrada además de hacerte sentir bien, ayudará en el correcto funcionamiento de tu metabolismo, aportando energía, vitaminas, minerales y proteínas para lograr construir músculo. Comer sanamente ayuda a prevenir diferentes enfermedades crónicas y nos motiva para construir las bases de una vida activa.
Aprende aquí sobre recetas deliciosas y saludables. Además, cocina tus platillos con Aceite Nutrioli, 100% puro de soya, con el mejor balance de Omegas 3 y 6, para cuidar tu salud y la de tu familia.

 

Recuerda que, para lograr tener el cuerpo ideal, tenemos que empezar desde adentro cuidando todo lo que entra en nuestro organismo, aquí también juega un papel importante todo lo que nos decimos a diario frente al espejo. Trabaja tu cuerpo con amor y no solo disfrutarás de los resultados, sino lograrás sentirte feliz en el proceso. 

Comments

comments


Te invitamos a leer estos consejos saludables

Conoce 3 técnicas de meditación efectivas

Consejos Saludables

5 desayunos saludables que le encantarán a tus niños

Alimentación saludable

Cómo sentirte ligera y saludable este verano

Consejos Saludables

8 cosas que debes evitar al comenzar una dieta para bajar de peso

Consejos Saludables

Conoce los beneficios de cocinar con aceite en spray

Alimentación saludable

El DHA, un nutrimento esencial para tu embarazo

Consejos Saludables