Pollo relleno de espinacas con queso

Pollo relleno de espinacas con queso

La espinaca es un vegetal altamente nutritivo, rico en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que favorecen la salud.

Ingredientes

Para las pechugas de pollo:

  • 4 pechugas de pollo.
  • 1 cucharada de Oli de Nutrioli® Aceite de Oliva.
  • 1 cucharadita de pimentón de la vera.
  • Sal al gusto.
  • 1 diente de ajo.
  • ¼ de cebolla blanca finamente picada.
  • 15 g de chile manzano.
  • 1 pizca de comino.
  • La ralladura de 1 limón verde.
  • 1 cucharadita de vinagre de jerez.

Para el relleno de queso y espinaca:

  • 100 g de queso crema.
  • 50 g de queso parmesano.
  • 50 g de espinaca cortada.
  • 1 dientes de ajo.
  • ½ cebolla blanca finamente.
    Valor nutritivo por porción

  • 309 kcal
  • 18 de grasas
  • 32 de proteínas
  • 4 hidratos de carbono

Preparación

Para las pechugas de pollo:

  1. Calienta el horno a 190° C.
  2. Mezcla el pimentón de la vera con la sal, el diente de ajo bien picado, la cebolla finamente picada, el chile manzano finamente picado, el vinagre, el comino, la ralladura de limón verde y el Oli de Nutrioli® Aceite de Oliva. Reposa unos minutos.
  3. Abre las pechugas de pollo con la ayuda de un cuchillo, a lo largo, por la mitad, sin cortarlas y espolvorea la mezcla por ambos lados de las pechugas.

Para el relleno de queso y espinaca:

  1. Mezcla todos los ingredientes y agrega sal al gusto. Rellena las pechugas de pollo. Hornea a 190° C hasta que el pollo este cocido.
  2. Sirve con un poco de Oli de Nutrioli® Aceite de Oliva Extra Virgen.

Prepara un pollo relleno de espinacas con queso y disfruta de sus beneficios nutricionales

El pollo es uno de los alimentos más versátiles de la cocina. Puedes preparar una gran cantidad de platillos con él y servirlos en diferentes ocasiones. En esta ocasión, te compartimos una receta en la que el pollo se rellena con espinacas con queso, haciéndolo un platillo altamente saludable. Esto se debe a que la espinaca tiene una gran variedad de vitaminas y minerales que favorecen la salud y a que el queso es una gran fuente de calcio.

Además de ser saludable , este platillo te va a encantar por la facilidad con la que lo puedes preparar, por lo que disfrutarás de cocinarlo. Por si fuera poco, puedes servirlo como un plato fuerte en una reunión familiar o servirlo como parte de tu menú habitual.

Un plato fuerte muy nutritivo

El pollo aporta vitamina B3 que es fundamental para el metabolismo, También, contiene proteínas de muy buena calidad esenciales para el desarrollo muscular y para mantener un buen estado de salud.

Las espinacas son una fuente excelente de vitamina K que es importante para la salud de los huesos y favorece a la formación de la sangre. También, contienen hierro el cual es muy bueno para producción de los glóbulos rojos, por lo que puede prevenir la anemia.

El queso crema contiene una cantidad importante de vitaminas como la A que es importante para la visión. Por si fuera poco, posee vitamina D que ayuda a absorber el calcio y mantener dientes y huesos fuertes.

Oli de Nutrioli Aceite de Oliva es ideal para cocinar a temperaturas altas. Freír, asar, guisar. Disfruta de su mezcla de tres tipos de aceitunas: Arbequina, picual y hojiblanca. El sabor de Oli de Nutrioli será el toque especial de tus platillos. Obtén beneficios a la salud al consumir aceite de oliva, ya que contiene antioxidantes naturales y omega 9 por su origen.

Ver Más

¿Te ha gustado esta receta?

En Nutrioli puedes encontrar cientos de recetas saludables, ideales para tu estilo de vida.
Visita nuestro recetario y sección de consejos saludables.

VER MÁS


Comments

comments


Otras recetas que te pueden interesar:

Hot cakes de plátano y avena con manzana

Esta sencilla receta de Hot Cakes de Plátano y Avena con Manzana es un desayuno nutritivo y bajo en calorias. Aprende cómo hacerlos aquí

VER MÁS

Huevo en cestita de pan

Prepara esta saludable receta de Huevo en Cestita de Pan , son el desayuno ideal: ¡nutritivo y delicioso!. Preparalo con Nutrioli DHA

VER MÁS
Plan 21 preguntale a la nutriologa